domingo, 24 de mayo de 2009

Gremio ataca a taxistas, ¿estamos todos locos?


Luego de una larga ausencia, decidí volver a escribir en este blog, esta vez comentando una noticia que me causó sorpresa y vergüenza al mismo tiempo.

Resulta que el gremio del taxi pidió al gobierno autorización para instalar en sus coches bloqueo centralizado de puertas delanteras y traseras, bajo el argumento de que les brindaría mayor seguridad. Pues bien, dicho sistema está prohibido para evitar una complicidad de los taxistas en el secuestro de sus pasajeros, situación que es moneda corriente en muchas ciudades de América Latina. Ante la negativa del gobierno de otorgar tal autorización, los taxistas, en su legítimo derecho de huelga, decidieron hacer paro en el servicio nocturno.
Sin embargo, consideraron que su derecho era extensible a obligar también a todos aquellos que no estaban de acuerdo con el paro. Ni cortos ni perezosos, decidieron tomar el asunto en sus propias manos y salir a apedrear a los taxis "traidores" que eran sorprendidos rompiendo la huelga y brindando el servicio nocturno, llegando incluso al extremo de dar vuelta dos taxis en Bulevar Artigas con pasajeros dentro.

Yo me pregunto: ¿la gente se ha vuelto loca? ¿por qué un grupo de individuos considera que puede coartar violentamente la libertad ajena para obtener un beneficio propio?

1 comentario:

ionathan dijo...

No, Nicolas, no están locos.
La violencia siempre fue y será el método de los extremistas, y como lamentablemente la única manera de combatirlos es con violencia, es un ciclo interminable.
Bienvenido al mundo.